Nos queremos hacer eco de una carta remitida a AME por una compañera enfermera en la cual nos expone su disconformidad a que el Ilustre Colegio de enfermería de Madrid ( Codem) sea copartícipe en el sostenimiento de espectáculos en los cuales se exhiban  animales salvajes para el divertímento de las personas. 

No olvidemos que el Codem gestiona diversos servicios para sus colegiados a través de la Fundación madrileña  de ayuda a la enfermería  (FMAE). En el 2013 tubo un gasto anual de 497.628 euros en actividades de ocio, culturales y de tiempo  libre destinado a enfermeros  que pagan las cuotas colegiales  y jubilados de Madrid.  De dicho monto,  296.242,02 euros fueron destinados al pago de entradas de circo.
  
Ame aplaude y se adhiere a la iniciativa del grupo de colegiados de Madrid que con la siguiente justificación y propuesta pretende hacernos conscientes de una  cruda realidad que poco tiene que ver con una profesión humanista como la enfermería.

                   JUSTIFICACIÓN 

Algunos circos y otros espectáculos todavía utilizan animales salvajes en cautividad. Estos animales sufren un continuo maltrato: extirpación de garras y dientes; son sometidos a crueles entrenamientos basados en el maltrato físico que incluye restricción de agua y comida, garrotes, palizas … para conseguir que un animal realice o adopte una figura antinatural; pasan la mayor parte de su vida atados o encerrados en jaulas, en las que apenas pueden darse la vuelta cuando la mayoría de estos animales en libertad pueden recorren habitualmente decenas de kilómetros al día. Asimismo muchos de ellos han sido capturados del medio natural, sustituyendo su forma de vida en libertad y de acuerdo a su especie, con la cautividad y una forma antinatural de vida.

El público de estos espectáculos en su gran mayoría, son niños y niñas que desconocen los maltratos que existen detrás de estos tipos de circos. Si bien se sienten atraídos por poder observar en vivo a estos animales, el adulto ha de ser consciente del sufrimiento que estos espectáculos implican y en todo caso es responsabilidad de las administraciones públicas velar porque ciertos espectáculos no existan. 

Hay importantes indicadores que avalan el cambio demandado por una sociedad que desea seguir avanzando hacia el respeto y la convivencia desenterrando las prácticas de maltrato animal. Como el número cada vez mayor, tanto de localidades que prohíben la exhibición de animales salvajes en espectáculos, como el de circos que dejan de utilizarlos. Esto también se observa en las estadísticas de algunos ayuntamientos como el de Barcelona que indican que desde que no se permiten circos con animales en esta ciudad, ha aumentado la afluencia a los mismos en un 20%. Sin olvidar el éxito comercial y de imagen de experiencias internacionales y estatales, que basan sus espectáculos en planteamientos teatrales y en la destreza de sus artistas.

              

                  PROPUESTA

A un grupo de colegiados nos ha sorprendido que este año se haya elegido para la fiesta de Navidad un circo en el que se utilizan y exhiben animales. Numerosas denuncias por parte de asociaciones ecologistas y en defensa de los derechos animales han demostrado que éstos sufren una precariedad y maltratos continuos tal como se enumeran en un manifiesto realizado por Ecologistas en acción que incluimos como anexo. Los circos son espectáculos culturales para el entretenimiento y el ocio, que deben ser compatibles con los derechos de los animales.

Suponemos que nuestro colegio no pretende fomentar, ni directa ni indirectamente, esta crueldad injustificada y que, si se ha organizado este año la fiesta de navidad en uno es por la falta de información de lo que acontece detrás de estos espectáculos. 

Nos gustaría que nuestro Colegio de Enfermería de Madrid se uniera a la larga lista de localidades y organismos que se han declarado libres de estos espectáculos. Hoy en día, casi son más los circos que no utilizan animales, que los que si lo hacen, por lo que no habría problema en encontrar un circo que no vulnere los derechos de los animales al menos a partir del año próximo. Por ello le hacemos llegar una serie de firmas de colegiados con el ruego de que consideren nuestra petición y no se volviese a colaborar con ningún circo ni espectáculo que los incluya.

Somos defensores de la sanidad y creemos que sería muy triste que participásemos en un espectáculo en el que el maltrato animal tiene cabida y con el que muchos colegiados no están conformes.

Esperamos contar con la sensibilidad de la dirección de nuestro Colegio. Un cordial saludo

 En______,a ___ de _________ de 2015.


Descarga documento para remitir a tu colegio si estás de acuerdo con la iniciativa:

 https://www.dropbox.com/s/asazhwao1jeda9u/No%20al%20maltrato%20animal%20con%20mi%20dinero%20CODEM%20%20%281%29.pdf?dl=0



Anuncios