En el día de ayer la presidenta de la Comunidad de Madrid (CM), Dña. Cristina Cifuentes, aseguró que la administración regional dará en los próximos meses a los inmigrantes sin papeles un documento “especial” (no una tarjeta sanitaria individual) para que puedan recibir atención primaria y especializada dentro de la región de Madrid.
Según la presidenta quieren evitar que los inmigrantes puedan recibir asistencia sanitaria en otras Comunidades Autónomas (CCAA) y la Unión Europea.
Parece que olvidan que para recibir asistencia en otro país de la UE es necesario tener la Tarjeta Sanitaria Europea y no es suficiente con la del Sistema Nacional de Salud.

Antecedentes.
La aprobación del Real decreto 16/2012 asoció la cobertura sanitaria al aseguramiento en la Seguridad Social y en la práctica negó la asistencia sanitaria gratuita no sólo a inmigrantes irregulares mayores de 18 años, si no a los españoles mayores de 26 años que nunca hubiesen trabajado y a los ciudadanos de otros países de la Unión Europea mayores de 18 años.
Esta situación provocó, entre otros graves problemas sanitarios, la anulación de miles de citas de niños inmigrantes en centros de salud de Madrid y la muerte de dos inmigrantes (Soledad Torrico en Valencia y Alpha Pam en Mallorca) tras negárseles en reiteradas ocasiones el acceso al sistema sanitario público por no disponer de tarjeta sanitaria.
En 2014 el Tribunal Constitucional fue tajante al avalar la Ley Navarra de Asistencia Sanitaria Gratuita, tras ser recurrida por el Gobierno del Partido Popular, al sostener que “el derecho a la salud y el derecho a la integridad física de las personas afectadas por las medidas impugnadas, así como la conveniencia de evitar riesgos para la salud del conjunto de la sociedad, poseen una importancia singular en el marco constitucional, que no puede verse desvirtuada por la mera consideración de un eventual ahorro económico que no ha podido ser concretado”.

La política del miedo.
Por si todo lo anterior fuese poco, el pasado 20 de Agosto el Secretario General de Sanidad del Ministerio amenazó a las CCAA que en los últimos tiempos han devuelto la asistencia sanitaria universal (Aragón, Comunidad Valenciana, Baleares y Cantabria) con denunciarlos ante el Tribunal Constitucional por invadir competencias estatales y les avisó de que la UE podría, también por ello, sancionar a España con “multas diarias multimillonarias y la paralización de fondos europeos.”
Menos mal que en el día de hoy la Comisión Europea ha declarado que “No es competencia de la Unión Europea decidir quién tiene acceso a la sanidad o en qué condiciones, sino que la competencia de la UE en este ámbito es de coordinación: las directivas de la Unión Europea fijan un marco para que las personas puedan tener acceso a la sanidad cuando se desplazan, se jubilan, etc. Eso sí, Europa vela para que se trate de igual forma a los ciudadanos de otros países de la UE respecto a los españoles.”
Así queda patente que el PP tiene pocas posibilidades de que la UE apoye un castigo a las CCAA que garanticen la atención universal a la salud y el TC se pronuncie de forma diferente a como lo hizo en 2014.

Desde AME nos alegramos de que la CM haya reflexionado y tenga intención de garantizar la asistencia (primaria y especializada) a todos los residentes en nuestra región, pero rechazamos que se quiera seguir manteniendo un sistema sanitario dual con beneficiarios de primera y segunda categoría.
Propugnamos que se garantice el acceso universal al sistema sanitario público madrileño para todos los ciudadanos mediante una Tarjeta Sanitaria Individual única.
Asimismo exhortamos al Gobierno de España (presidido por D. Mariano Rajoy) que equipare la asistencia sanitaria dentro de nuestro país derogando el RD 16/2012 y garantizando la asistencia sanitaria universal dentro de todo el territorio nacional.

Resumen de noticias:

Anuncios