cartaAME

En el día de hoy la Asociación Madrileña de Enfermería (AME) ha presentado escrito ante el Titular del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias y la Alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid solicitando la suspensión de la OPE de enfermería del SAMUR, por las irregularidades presentes en las bases de la convocatoria, y la redacción de unas nuevas bases ajustadas a derecho.

Os dejamos el texto íntegro del escrito para vuestro conocimiento y difusión:

Tras la publicación el pasado 1 de junio de 2015(BOAM nº 7423) del Decreto de 18 de mayo de 2015 por el que se aprueban las bases específicas que regirán la convocatoria de pruebas selectivas para el acceso a la categoría de Ayudante Técnico Sanitario del Ayuntamiento de Madrid para el Servicio de Emergencia Extrahospitalaria SAMUR-Protección Civil y se convocan plazas de dicha categoría y su posterior ratificación en el BOE número148 de 22 de junio de 2015, desde la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), con CIF G-86668159, domiciliada en la calle Corazón de María 50, 11º B, 28002 Madrid y con mail ame.juntadirectiva@gmail.com

DENUNCIAMOS

En primer lugar parece anacrónico que el Ayuntamiento de Madrid convoque plazas para una categoría, la de “Ayudante técnico sanitario (ATS)”, que en el año 1977 pasó a denominarse Diplomado en enfermería (DUE)” y más recientemente se ha acordado denominarla “Enfermero/a.”

Además, vemos ridículo que la ejecución de las Ofertas de Empleo Público del Ayuntamiento de Madrid correspondientes a 6 años (ejercicios 2007, 2008, 2009, 2010, 2011 y 2015) únicamente contemplen la provisión de 23 plazas de “Enfermeros/as” para un sistema de emergencias sanitarias como el Samur, que atendió durante el año 2014 (según su propia web) 107.468 emergencias.

Si profundizamos más en las bases establecidas para dicho proceso selectivo, vemos que la suma de los 3 ejercicios de oposición pueden alcanzar una puntuación máxima de 30 puntos (el reconocimiento médico únicamente se valora como apto/no apto) y el concurso de méritos puede puntuarse como máximo con 15 puntos.

Como queda establecido en dichas bases La calificación definitiva del proceso selectivo estará determinada por la suma de la calificación final de la fase de oposición y la puntuación obtenida en la fase de concurso.” Esto daría una ponderación sobre el total de la nota, a la oposición del 66% y al concurso del 33%, lo que es absolutamente impugnable al alejarse radicalmente del Acuerdo Ayuntamiento de Madrid-Sindicatos, de fecha 2 de Agosto de 2012, sobre Bases para la consolidación del empleo temporal que establece que la nota de los procesos de concurso-oposición “consistirá en la media ponderada obtenida en las dos fases, representando la oposición un 55% y el concurso un 45%”

Por otro lado, atendiendo al concurso de méritos recogido en las presentes bases, la experiencia profesional se baremará con:

– 0,70 puntos por cada año o fracción superior a 6 meses en la categoría de Ayudante Técnico Sanitario en el Servicio SAMUR-Protección Civil.

– 0,35 puntos por cada año o fracción superior a 6 meses en la categoría de Ayudante Técnico Sanitario en el Ayuntamiento de Madrid.

-0,20 puntos por cada año o fracción superior a 6 meses en categoría equivalente a Ayudante Técnico Sanitario en servicios de urgencias y emergencias extrahospitalarias en otras Administraciones Públicas.

– 0,20 puntos por cada año o fracción superior a seis meses en categoría equivalente a Ayudante Técnico Sanitario en servicios de urgencias y emergencias extrahospitalarias en el Sector Privado.”

– 0,20 puntos por cada año (se considerará un año computable cuando se acredite un mínimo de 750 horas) o fracción superior a 6 meses (375 horas) en la categoría de Ayudante técnico sanitario en actividades voluntarias del Servicio de Emergencias SAMUR- Protección Civil.

– 0,05 puntos por cada año (se considerará un año computable cuando se acredite un mínimo de 750 horas) o fracción superior a 6 meses (375 horas) en categoría equivalente a la convocada, en actividades voluntarias en servicios de emergencias extrahospitalarias en otras Administraciones.”

De nuevo, las bases de este proceso selectivo resultan impugnables atendiendo a la doctrina sentada por la Sentencia 350/2010 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid donde falló contra el Ayuntamiento de Madrid por no respetar los principios de igualdad, mérito y capacidad exigidos para el acceso a la función pública en el proceso selectivo para proveer plazas de Técnico de la Administración General, Rama Jurídica.

Así, aplicando lo establecido en dicha Sentencia a las presentes bases, queda patente que se privilegia de manera injustificada el acceso de quienes han prestado servicios efectivos en Samur-Protección Civil, como personal interino o eventual, porque ellos sólo necesitarían acreditar 10 años trabajados para obtener la puntuación máxima de 7 puntos frente a los 35 años trabajados que necesitarían justificar sus compañeros que ejercen las mismas funciones en otras Administraciones.

La considerable diferencia de trato que se les da a quienes han servido al Samur-Protección Civil frente a quienes han prestado idénticos servicios y en la misma categoría en otras Administraciones Públicas, no resulta en absoluto razonable porque sus respectivos méritos profesionales no difieren sustancialmente entre sí, siendo contrario al principio constitucional de igualdad, porque privilegia a las concretas personas que han prestado los servicios ocupando un puesto de trabajo en Samur-Protección Civil, organismo público dependiente del Delegado del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias, quien es a su vez autor de la presente convocatoria de concurso-oposición.

Por ello, aunque las personas que no estén vinculadas con Samur-Protección Civil puedan participar en el presente concurso-oposición, éste se convierte de facto en un proceso restringido, desde el momento en que sus Bases Específicas limitan el acceso a la función pública de personas ajenas a la Administración convocante, favoreciendo sin causa objetiva a los funcionarios interinos o eventuales de Samur- Protección Civil, que por el simple hecho de serlo no tienen derecho preferente al acceso a la condición de funcionario de carrera, respecto de los funcionarios, también interinos o eventuales, de las demás administraciones.

Por otro lado, llama poderosamente la atención que cuantitativamente se valore con la misma puntuación la experiencia profesional como “Enfermero/a” en cualquier Administración Pública (a excepción del Ayuntamiento de Madrid) frente a la experiencia desarrollada en el sector privado.

Además, según las presentes bases se hace homologable y equiparable el tiempo trabajado, ya sea en una Administración Pública (distinta a la del Ayuntamiento de Madrid) como en la empresa privada, con el tiempo dedicado a tareas de voluntariado dentro de Samur-Protección civil.

Esta situación genera un precedente, ya que hasta ahora el tiempo que una persona (con titulación o sin ella) dedica a tareas de voluntariado, lo hace de forma absolutamente desinteresada, pero si ese tiempo puede ser valorado y reconocido con el mismo peso que el de un trabajador retribuido en los procesos selectivos de la Administración Pública, podría convertirse en un conflicto de intereses que invalidase dicho proceso y cuestione la propia ética del voluntariado.

Así, según el Decreto 125/1998, de 2 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de organización y funcionamiento del voluntariado municipal de Protección Civil en Madrid se establece en su artículo 2.6. que “La actividad de voluntariado no podrá, en ningún caso, sustituir al trabajo retribuido,” en el 3.2. que “La relación de los Voluntarios, como miembros de la Agrupación, con el Municipio tiene el carácter de prestación de servicios gratuita, desinteresada, benevolente y desprovista de todo carácter laboral o administrativo, no teniendo derecho a reclamar al Ayuntamiento retribución ni premio alguno” y atendiendo al régimen sancionador, incluido en el artículo 20.4. de dicha norma, constituirá una infracción muy grave de los voluntarios “b) Reclamar a los Ayuntamientos o a los beneficiarios cantidades pecuniarias o cualquier tipo de recompensa en especie por la actuación prestada.”

Además, la convocatoria de estas pruebas selectivas, según queda recogido en sus bases, está basada en el Texto refundido del Acuerdo sobre condiciones de trabajo comunes al personal funcionario y laboral del ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos, así como en el Acuerdo de la mesa general de negociación del personal funcionario del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos sobre creación de mesas sectoriales, donde no aparece mención alguna al reconocimiento del tiempo de ejercicio de voluntariado y su posible asimilación o convalidación por tiempo trabajado para bolsas de empleo temporal o convocatorias de empleo público.

Igualmente es importante tener en cuenta que los únicos requisitos que en la actualidad se exigen para ser voluntario de Samur-Protección Civil son:

  • Tener nacionalidad española o permiso de residencia en España.

  • Residir en la Comunidad de Madrid.

  • Tener cumplidos 18 años.

  • Estar en posesión de Título de Graduado Escolar, ESO o equivalente.

  • Superar las pruebas de admisión.

Y que sus competencias se limitan a tareas de “Colaboración” en la cobertura sanitaria de actos públicos y eventos de todo tipo, prestar colaboración ante emergencias, accidentes de múltiples víctimas y catástrofes y participar en la formación de la población en materia de emergencias.

Por ello, para ser voluntario de Samur- Protección Civil ni se exige el título de Diplomado/Grado en Enfermería ni debería realizar competencias propias de los profesionales de Enfermería, por lo que nunca el tiempo ejercido como voluntario en Samur-Protección Civil (o cualquier otra agrupación de Protección Civil) podría tenerse en cuenta para procesos selectivos en la categoría de “Enfermero/a” de la Administración Pública

Estas anomalías en la ponderación de los méritos de experiencia profesional por parte del Ayuntamiento de Madrid podrían violar el derecho fundamental de acceso a desarrollar un cargo público en condiciones de igualdad, mérito y capacidad, chocando con el artículo 23.2. de la Constitución Española y el 78 del Estatuto básico del empleado público.

Para poner un poco de cordura en todo lo expuesto hasta el momento, basta con echar una ojeada a las bases del anterior proceso selectivo para “Enfermeros” de Samur-Protección Civil del año 2006 (publicado en el BOAM el 13 de julio de ese mismo año), donde el baremo de experiencia profesional fue el siguiente:

“La experiencia en puesto de trabajo en categoría equivalente a la convocada se valorará:

-A razón de 0,5 puntos por cada año de servicios o fracción superior a 6 meses en la categoría de Ayudante Técnico Sanitario en el Servicio SAMUR Protección Civil.

-A razón de 0,3 puntos por cada año de servicios o fracción superior a 6 meses en la categoría de Ayudante Técnico Sanitario en otros servicios del Ayuntamiento de Madrid.

-A razón de 0,2 puntos por cada año de servicios o fracción superior a 6 meses en la categoría de Ayudante Técnico Sanitario en Servicios de Urgencias y Emergencias Extrahospitalarias en otras Administraciones Públicas.

-A razón de 0,1 punto por año de servicio o fracción superior a seis meses en la categoría de Ayudante Técnico Sanitario en servicios de urgencias y emergencias Extrahospitalarias en el Sector Privado.”

Es decir, en aquel momento ni se valoró como experiencia profesional como “Enfermero/a” la obtenida como “Voluntario de Protección Civil,” ni se menospreciaba la experiencia desarrollada dentro de cualquier Administración Pública frente a la de la empresa privada.

Por último, aprovechamos la ocasión para trasladarle que tanto muchos ciudadanos de Madrid, como muchos de los profesionales sanitarios de nuestra ciudad, creemos que la figura del “Voluntario” dentro de Samur Protección-Civil ha sido explotada hasta la extenuación por los anteriores equipos de gobierno del Ayuntamiento de Madrid, considerándolos como mano de obra gratuita para crear un sistema de emergencias de gran impacto mediático pero con bajos costes laborales.

Si analizamos la última memoria publicada de Samur Protección-Civil para el periodo 2012-2013, este servicio contó con 657 (27%) profesionales funcionarios y 1770 (73%) voluntarios.

Aunque creemos que tanto la formación como la actividad de los voluntarios de Samur-Protección Civil es la correcta, es intolerable que una Administración Pública (como es Samur Protección-Civil) funcione a base de la buena voluntad de las personas y abuse del tiempo ofrecido desinteresadamente por vecinos de Madrid, como si fuese una Organización no Gubernamental

Entendemos que cualquier organización, y si es pública con mayor razón, busca la excelencia dedicando suficientes recursos para seleccionar a los mejores profesionales, reconociendo su trayectoria y dedicación.

Precisamente este aspecto queda muy claro en la recientemente aprobada Ley 1/2015, de 24 de febrero, del Voluntariado en la Comunidad de Madrid en su artículo 13.2 “El voluntario y las organizaciones de voluntariado no llevarán a cabo actividades que sean realizadas por el personal al servicio de las Administraciones Públicas, no tendrán la consideración de personal al servicio de las Administraciones Públicas, ni asumirán el ejercicio de funciones públicas ni obligaciones propias de la Administración.”

SOLICITAMOS

En primer lugar que el Ayuntamiento de Madrid tenga a bien modificar, de ahora en adelante, la anacrónica categoría de “ATS o Ayudante Técnico Sanitario” por la actual “Enfermero/a” tanto en el presente y futuros procesos selectivos, como para la denominación de los profesionales en activo.

Además, exigimos la inmediata suspensión de la presente convocatoria de Oferta Pública de Empleo para:

  • Incrementar el número de plazas de “Enfermero/a” que serán provistas en una nueva convocatoria para adecuarlas a las necesidades reales de un servicio de emergencias profesionalizado como el que nos merecemos todos los ciudadanos de Madrid.

  • Subsanar la ponderación de las notas de la fase de concurso y oposición para adaptarlo al vigente “Acuerdo Ayuntamiento de Madrid-Sindicatos, de fecha 2 de Agosto de 2012, sobre Bases para la consolidación del empleo temporal.”

  • Modificar el baremo del concurso de méritos respecto a la experiencia profesional para garantizar el derecho constitucional de acceso en condiciones de igualdad a las personas que acrediten experiencia de la misma categoría en otras Administraciones Públicas.

  • Corregir la irregularidad de homologar los servicios prestados en la Administración frente a los de la empresa privada, dando prevalencia a los primeros.

  • Mejorar la valoración del mérito de trabajo remunerado como “Enfermero/a” frente al trabajo realizado como voluntario, buscando la dignificación de la profesión enfermera.

 Además, desde AME nos reservamos el derecho de iniciar cuantas acciones legales estimemos oportunas para garantizar el acceso a las plazas de “Enfermero” en Samur- Protección Civil en condiciones de igualdad, mérito y capacidad de acuerdo con el artículo 23.2. de la Constitución Española y el 78 del Estatuto básico del empleado público

Por otro lado, y aprovechando el reciente cambio del equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento, desde nuestra Asociación creemos que es hora de el Ayuntamiento de Madrid se plantee cual es el modelo que quieren los ciudadanos de Madrid para el Samur Protección-Civil.

Queremos continuar con un sistema de emergencias que deforma el concepto de la Protección Civil con un interés economicista, basado en la voluntariedad y la explotación de personas, muchas de ellas profesionales sanitarios obligados a someterse a largos periodos de trabajo “gratuito” para poder tener en un futuro oportunidad de encontrar un puesto como funcionario dentro del Samur Protección-Civil.

O queremos un sistema de emergencias profesionalizado (Samur), con equipos reconocidos y que desarrollen su labor de manera digna y estable, que ofrezcan una atención de máxima calidad a nuestros vecinos y que cuente con un pequeño grupo de voluntarios (Protección Civil), preparados para actuar en situaciones que excedan los recursos propios del Samur.

Por el bien de todos los madrileños esperemos que su equipo escoja la segunda opción.

Confiando en que tanto el Director General de Emergencias y Protección Civil, como el titular del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias y la propia Alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, atenderán con gran diligencia nuestra denuncia.

La Junta Directiva de AME y todas los miembros de nuestra asociación quedan a su entera disposición para cualquier aclaración o colaboración que estimen oportuno.

Atentamente.

Junta Directiva.

 

Anuncios