EN EL CAMINO: salud, dinero y formación

“Tuve, de golpe, la visión de un mundo en el que los oligofrénicos, imitándose unos a otros de generación en generación, lograban engañar con sus maneras aprendidas a la población normal, que fue depositando en ellos las labores de gobierno.” (Tonto, muerto, bastardo e invisible- Juan José Millás)

La era Aguirre viene acompañada para la sanidad madrileña de la inauguración de 9 hospitales en Madrid para gozo y alegría de constructoras y fondos de capital riesgo y disgusto para los presupuestos públicos.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/17/madrid/1331987916_974650.html

Sin embargo, este afán constructivo no ha tenido como consecuencia un incremento del número de camas hospitalarias. En Madrid, el número de camas por mil habitantes ha disminuido un 13,48% entre 2008 y 2014 según el registro nacional de hospitales del Ministerio de Sanidad.

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-08-17/la-sanidad-despues-de-la-crisis-desaparece-el-10-de-las-camas-hospitalarias_176389/

Tras el electoralmente rentable periodo constructivo, la era del heredero González se caracteriza por la destrucción y reconversión de centros y unidades que funcionan y justifican así obras de adecuación y construcción de otras unidades para dar su parte del pastel a constructoras amigas.

Obvian lo poco productivo que es desmontar equipos de trabajo y juegan con el personal como si fueran piezas de ajedrez, menospreciando la experiencia y formación del personal. A este juego de destrucción y construcción se añaden grandes recortes en los centros públicos en aras de la “sostenibilidad” del sistema público de salud (que cada vez es menos público): Un hospital de agudos y emblemático como es el Hospital de La Princesa, pasa por la amenaza de reconvertirse en un centro de especialidades geriátricas. En parte salvado de esta amenaza, se ve obligado a prestar su actividad asistencial con unos presupuestos sensiblemente mermados.

http://www.eldiario.es/sociedad/Hospital-comenzo-Marea-Blanca_0_191431030.html

En 2012 se cierra el Instituto Cardiológico y la actividad se traslada al Hospital Clínico.

En Junio de 2013, se cierra toda la actividad asistencial y quirúrgica del Pabellón 8 del Hospital Clínico.

En Abril de 2013, se cierran 52 camas de un total de 90 en el Instituto Provincial de Rehabilitación dependiente del Hospital Gregorio Marañón, algo sorprendente ya que por otro lado se decide convertir el Hospital Carlos III en un centro de media y larga estancia para rehabilitación de personas mayores.

La justicia paraliza la privatización de 6 hospitales madrileños, pero no se impide la privatización de la Lavandería Central, de los autobuses del Centro de Transfusiones para beneficio de empresas, fundaciones y organizaciones cuya coletilla de “sin ánimo de lucro” crea cada vez más dudas entre
la población.

El Hospital Carlos III se integra en el Hospital de La Paz, y con ello se cierran gran parte de las unidades entre las que era pionero.

https://asociacionenfermeriamadrid.wordpress.com/2013/11/28/un-paso-mas-en-la-destruccion-de-nuestra-sanidad-publica/

Se decide que la unidad de alertas sanitarias y epidemiológicas se trasladará en un futuro al infrautilizado Hospital Gómez Ulla, como esto también supone unas obras de adecuación, Madrid queda en un vacío temporal sin unidad de alertas sanitarias que ha quedado en evidencia en estos últimos días con el paciente repatriado infectado por virus Ébola.

Los grandes hospitales públicos son sometidos desde Agosto de 2013 a Unidades de Control Financiero , lo que inevitablemente se está dejando sentir en la disminución de la actividad asistencial, en el cierre de camas, el colapso de las urgencias, el aumento de las listas de espera quirúrgica y de primera consulta al especialista, en resumen, en la calidad del servicio.

https://asociacionenfermeriamadrid.wordpress.com/2013/09/05/

Esto no impide que se siga dando trabajo y dinero a constructoras como SACYR, constructora que ya cuenta con un edificio con su nombre impreso en el Hospital La Paz.

http://www.idipaz.es/ficheros/files/Que%20es/Contratacion/2014/Anuncio%20formalizaci%C3%B3n%20contrato%20Portal%20Contrataci%C3%B3n%20PA%2006-13.PDF

Hay dinero para gastar 175.000 euros en un contrato para que alguien haga una encuesta de satisfacción de los usuarios en la sanidad madrileña.

http://www.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2014/08/08/BOCM-20140808-29.PDF

Hay dinero para seguir jugando electoralmente con la apertura del Hospital Collado-Villalba que cerrado cuesta 900.000 euros al mes a los madrileños, y abierto supondrá más pagos a una empresa privada por una atención que ya se está dando a los madrileños en el resto de los hospitales de la región.

Y hay 7 millones de euros para construir un complejo oncológico en el Hospital de Torrejón (SANITAS), cuando el Hospital Príncipe de Asturias atiende a 6 veces más pacientes oncológicos y había pedido la apertura del Servicio de Oncología a la Consejería de Sanidad con anterioridad.

http://www.cadenaser.com/local/articulo/madrid-destina-millones-euros-cancer-hospital-gestion-privada/csrcsrpor/20140728csrcsrloc_3/Tes

¿Por qué se pierde dinero de los ciudadanos jugando a LEGO CONSTRUCCIONES, mientras se recorta en la asistencia sanitaria de los ciudadanos? ¿incapacidad o interés? Cualquiera de las dos opciones es preocupante.

ASOCIACIÓN MADRILEÑA DE ENFERMERÍA

IMG_3659.JPG

Anuncios