El Colegio de Enfermería de Madrid sin transparencia en su gestión, vulnera los derechos de sus colegiados.

¿Es transparente y democrático el Colegio de Enfermería de Madrid? Simplemente NO.

La Transparencia y la Democracia ni está ni se le espera en el Colegio de Enfermería de Madrid.

El pasado 18 de diciembre del 2012 un grupo de enfermeros decidieron unirse y apostar por la necesaria regeneración del Colegio de Enfermería de Madrid, y todo ello a tenor de las irregularidades percibidas en la Asamblea General del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid, relacionado con la presentación ambigua de las cuentas anuales y la ausencia justificada de gastos: de los gastos de representación, de los sueldos percibidos por la Junta de Gobierno, conceptos varios por servicios injustificados o sin desglosar, de los conflictos de intereses de la Junta Directiva, de un incompresible desvío de dinero a una Fundación (FMAE), del informe sobre las cuotas desglosadas por concepto y por tipo de servicios prestados, etc. Así como información y acuerdos de interés para el colectivo enfermero no descritos en las memorias de actividades, procedimientos informativos o sancionadores, quejas de usuarios y consumidores, cambios en el contenido del código deontológico.

El oscurantismo representativo y la ausencia de liderazgo en el Codem, no es una circunstancia nueva. El hecho de que en los últimos 20 años permanezca prácticamente la misma Junta Directiva, la ausencia general de participación de los colegiados en sus asambleas y el efímero sentimiento de pertenencia de la enfermería madrileña a una institución que manifiesta representar los intereses corporativos de la enfermería de Madrid, es la tónica general.

El actual y cuasivitalicio Presidente Don Pedro Bejarano es un gran desconocido para la enfermería y simplemente se le puede calificar como Pedro I “El Ausente” y el “Desconocido”.

En el mes de diciembre del 2013, como cada año, los colegiados de Madrid son citados a la Asamblea de la Junta General Ordinaria, donde apenas acuden 150 personas de los 38000 colegiados en Madrid. En su mayoría liberados del SATSE y enfermeros jubilados.

Cada año se repite el asombro e impotencia de los pocos asistentes que por primera y, casi seguro ultima, asisten a la convocatoria. Las irregularidades que advierten los asistentes no precisa el estudio de un grado en derecho, son de sentido común. Entre otras las relacionadas con la ausencia de lectura de actas anteriores, preguntas sin respuesta de los colegiados y aprobación de cuentas y presupuestos que tan solo conocen los asistentes el mismo día de la asamblea ordinaria. Hechos que provocan vergüenza y deterioro de la ya maltrecha imagen que tiene de por sí la enfermería . Asambleas siempre acompañadas de pitos y abucheos de una minoría de colegiados que solicitan por derecho, transparencia e información que de hecho se les niega.

Como el ejemplo del espectáculo, el del 18 de diciembre del 2013 se le negó la entrada a un notario de Madrid, para que diera fe de lo que aconteciera en la asamblea general, quedando constatado el ocultamiento de un sistema colegial caciquil y una manifiesta irregularidad administrativa.

La ausencia de información incumple manifiestamente la previsiones legales de la Ley de Colegios Profesionales. En Madrid, la Enfermería a través de AME (Asociacción Madrileña de Enfermería) ha decidido iniciar la Primavera Enfermera cuyo objetivo es la regeneración y el simple cumplimiento de la Ley.

En el año 2013 enfermeros pertenecientes a AME y colegiados sin mas interés que el conocimiento del estado de las cuentas del Codem, solicitamos a través de varios escritos al Presidente Don Pedro Bejarano y resto de Junta Directiva explicaciones sobre las irregularidades percibidas. Ante la omisión como respuesta, remitimos nuestras reclamaciones y demandas a la Comisión de Recursos del Codem encargados de mediar en conflictos entre los colegiados y la Junta Directiva. Hasta la fecha, no hemos conseguido nada mas que omisivas e indiferencia; llegando incluso la Secretaria Sara Gasco a negarnos la lectura de actas, libros de cuentas y acuerdos de interés colectivo firmados por la Junta Directiva. Es sorprendente que la Comisión de Recursos del Codem integrada por Don Ricardo Rodríguez Díaz, Don Ángel González Trompeta y Don José Javier Sebastián Pacheco en sus escritos no sólo no reconocen los legítimos derechos de los colegiados sino que en una actitud sorprendente en sus escritos “animan” a la Junta Directiva a seguir publicando la Memoria Anual tal y como lo vienen haciendo. Ante estos hechos nuestro Equipo de Abogados está analizando la conducta de dichos integrantes por si pudiera derivarse algún tipo de responsabilidad personal.

El 13 de mayo del 2014 los servicios jurídicos de AME presentaron ante los Juzgados de los Contencioso-Administrativo de Madrid una demanda contra el Comisión de Recursos y la Junta de Gobierno del Colegio de Enfermería de Madrid por la negativa a publicar en la Web del Colegio la Memoria de acuerdo con la Ley de Colegios Profesionales. Desde AME entendemos que la actuación del Colegio de Enfermería es un grave atentado contra los derechos de los colegiados y contra la democracia y la transparencia que deben presidir toda actuación de una corporación pública.

Con esta iniciativa los enfermeros de Madrid se suman a las acciones de otros enfermeros como los de Asturias, Zaragoza o Murcia que emprendieron y llevan a cabo, como signo de lealtad a los profesionales de enfermería y su compromiso con la profesión y los ciudadanos, el proceso de renovación de los colegios de enfermería en España y el progreso de la enfermería. Es el momento de visibilizar nichos presuntamente corruptos, con intereses espurios y ajenos a la noble e imprescindible disciplina científica de la enfermería.

Esta es la primera de sucesivas denuncias ante los Tribunales que AME presentará y que se está ya analizando con el equipo de abogados tanto en la vía contencioso-administrativa como penal. La apuesta de AME y la Enfermería de Madrid es clara en este sentido y afortunadamente hay una corriente de solidaridad que ha favorecido contar con medios económicos para sufragar los gastos del Equipo de Abogados para las sucesivas acciones legales.

Asimismo, si la situación de obstrucción y vulneración constante de los derechos de los colegiados y el manifiesto incumplimiento de la ley se mantiene, valoraremos comunicar los hechos ante la Fiscalía.

La “Primavera Enfermera” simplemente ha comenzado, y de forma lenta, pausada pero inexorable, su objetivo de regeneración del CODEM llegará a buen puerto.

JUNTA DIRECTIVA

20140604-090925-32965432.jpg

Anuncios