Si algo se ha destacado siempre del movimiento Marea Blanca, ha sido la unión -un tanto insólita y asombrosa- de todos los colectivos que trabajan y utilizan el sistema sanitario madrileño. Esta buena sintonía ha provocado hasta pánico entre los que utilizan la descalificación como arma de pelea.

Tras el cese de los cuatro directores de centros de salud en Madrid -muy conocidos por toda la Marea-, este movimiento de nuevo está tomando impulso, como la señal que precede a un posible tsunami blanco.

Pero no se ha cesado a otros (no a los directores de hospitales que sobrepasan sus presupuestos, ni a los gestores que siguen manteniendo hospitales cerrados como el de Collado Villalba; o que asignan fondos a la Fundación Jiménez Díaz por encima de los presupuestado, entre cientos de ejemplos).

Muchos conocemos a estos cuatro profesionales de reuniones, de manifestaciones, del trabajo diario (algunos les elegimos como directores); hemos recibido su apoyo profesional, intelectual y emocional, y es por eso por lo que podemos afirmar que las razones por las que se les ha cesado son solo y malamente medias verdades.

Por todo ello, les comunicamos a ustedes, señores responsables de la Comunidad de Madrid, que estamos tomando impulso, y en sus manos está que naufraguen en este tsunami blanco que nunca descansó ni descansará ante sus decisiones injustificadas e injustas.

La buena gestión no se puede basar sólo en criterios económicos. Los directores cesados han querido salvaguardar la calidad de la asistencia a los pacientes; éste el criterio principal que debe guiar a los responsables de los centros sanitarios. Tampoco se ha considerado, con esta medida, la profesionalidad y el grado de implicación de estos directores.

Esto ha supuesto un nuevo golpe a la Atención Primaria, pilar básico de sistema sanitario público según la OMS.

Pedimos una dotación suficiente de recursos humanos y materiales para garantizar una atención de calidad a la población.

Exigimos una mayor participación de los profesionales y de la sociedad civil en la toma de decisiones. Ésta es la vacuna imprescindible para luchar contra el déficit democrático que estamos sufriendo.

Pedimos el cese de todos los nefastos e incompetentes gestores que son los que nos han llevado a la actual situación económica y social, y a los brutales recortes en sanidad (políticos, empresarios y miembros de sindicatos); muchos de los cuales han ocupado o siguen ocupando cargos de responsabilidad. A ellos no se les ha exigido ni la décima parte de la cualificación y dedicación que se les pide a los directores de centro cesados.

La Asociación Madrileña de Enfermería AME, mantiene su disposición a luchar, como vosotros lo habéis estado y estáis haciendo, al servicio de los pacientes y de la sociedad.Nuestro apoyo incondicional a

A través de la convocatoria espontánea, de ciudadanos y profesionales a las puertas de los centros de salud, manifestaremos nuestra desaprobación, ÚNETE……

CS Salud General Ricardos
C/General Ricardos 131.Madrid

CS Salud Nuestra Señora de Fatima.
C/ Avenida Nuestra Señora de Fatima , 93. Madrid

20140522-170234.jpg

20140522-171453.jpg

Anuncios