…….Erase una vez una enfermera que se propuso ser matrona y lo consiguió. Trabajo como enfermera en la sanidad publica, pero su afán por trabajar como matrona la condujo a un hospital con nombre de rey en la ciudad de las empanadillas. Era su primer contrato como matrona y su primer trabajo en la sanidad privada. El amor por su profesión y la idea de trabajar ayudando a nacer a los niños dejaba en segundo plano ideas preconcebidas y mitos sobre la sanidad privada. Su experiencia como enfermera de familia y en el servicio de urgencias durante mas de 10 años era un valor añadido que seguro la empresa privada y la sociedad sabría valorar.

Sus conocimientos, su experiencia y el sentido común hizo que previamente se informase sobre el convenio laboral que regularía el desempeño de su labor y tuviera mayor proximidad a la filosofía de trabajo de las empresas privadas. 40 horas semanales no eran un handicap para ella, y agradeció por parte de la empresa la información adoctrinadora a través de sus vídeos didácticos y motivadores.

Su sorpresa fue cuando su supervisora, también “enfermera”, le imponía unas jornadas laborales que excedían lo acordado y firmado. Con buena fe la matrona quiso informarse sobre este hecho que de algún modo la incomodaba y para ello recurrió al oráculo de SETAS de los mas sabios del reino, por lo que saben, por lo callan y por su gran conocimiento en terreno sobre las necesidades del colectivo enfermero, pero sobre todo de las suyas propias. El oráculo de SETAS hablo: “efectivamente matrona, la planilla excede las horas que te corresponden, es más, incluso en la planilla figura tu semana de vacaciones, que en realidad son tus días libres”.

La matrona, que su ilusión y vocación en la vida era cuidar a las mujeres y hacer venir niños al mundo, no entendía nada, sus conocimientos, su experiencia y su sentido común, chocaban con la impotencia de quien debe alimentarse para vivir y vivir para llevar a cabo su gran ilusión, ser matrona.

El oráculo fue muy claro, sin embargo el oráculo de SETAS solo te deja ver lo que quiere,eres tu misma la que debe tomar la decisión de elegir un camino u otro. En su cabeza aún revivía las ultimas palabras del oráculo: ” ……presenta una demanda en tu nombre, pero con nosotros no cuentes, por que aún no se ha creado el comité de empresa; ……aunque, no te lo recomiendo, traga matrona, traga, con miedo, también se puede vivir”…….

La matrona trabajaba para vivir y solo en aquellos momentos donde escuchaba el llanto de niño la hacian sonreír. No parecia importarla que su contrato fuera ilegal, que las auxiliares de clinica cobrasen 50 euros menos que ella, que su sueldo fuera de 1296 euros con una retención del 2%, que incluso las trabajadoras sociales, los fisioterapeuta y como no, los médicos, tuvieran mayor sueldo y mejores condiciones laborales.

La sobrecarga de trabajo no solo ponía en riesgo la seguridad de los pacientes, sino minaba la ilusión y profesionalidad de la matrona. Pensaba la matrona;…….”Pero no sólo son los contratos ilegales y sueldos precarios, son las irregularidades de las que voy siendo testigo día tras día. La pena es que sólo puedo hablar del paritorio, pero me imagino que ocurrirá en todos los servicios. Existe una gran sobrecarga de trabajo que pone en riesgo tanto la seguridad del paciente como la del profesional. Esta empresa vende mucho la imagen y evita a toda costa que el paciente ponga reclamaciones. Se intenta no derivar nada, pero cuando no queda más remedio, se hace a otros hospitales de su propia red.Aveces, cuando nos encontramos en una guardia sobrecargadas, llamamos a la supervisora de guardia, nos trae a una enfermera de algún servicio del que puede tirar (teniendo en cuenta que en todos los servicios se trabaja bajo mínimos), eso cuando se puede localizar a dicha supervisora….

…… El problema es que nadie, por miedo, dice nada. Una matrona ha cesado hace poco por acoso laboral, pero no ha presentado denuncia….”

La matrona se lamentaba: “….Esto es escandaloso”, se decía para si misma,”… una vergüenza y se va a a extender a otros hospitales…la enfermería somos el colectivo, con diferencia, que más sale perjudicado. La gente con la que voy hablando no quiere complicaciones…..”

Es el discurso del miedo. Todo esto tiene un nombre; ABUSO DE PODER…..

Moraleja: Tu vida, su vida, mi vida, vale lo que vale una inversión del Fondo V asesorado por CVC Capital Partners.

20130807-235914.jpg

Anuncios