Desde la Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios de la Salud (PATUSALUD), queremos manifestar nuestro profundo malestar y el rechazo total al acuerdo que se ha llevado a cabo entre Gobierno y los distintos colectivos que dicen representarnos a los profesionales sanitarios: Foro Profesional Médico, Consejo General de Enfermería y sindicato enfermero SATSE.

Rechazamos esta firma por los motivos siguientes:

– Quienes “pactan” y negocian con quienes están desmantelando nuestra Sanidad Pública NO NOS REPRESENTAN.

– La lucha por mantener nuestro sistema sanitario público, universal y de calidad es una lucha mantenida en estos meses, no sólo por los colectivos médico y enfermero. La Marea Blanca ha surgido de la unión de todos los grupos de profesionales tanto sanitarios como no sanitarios y sobre todo de la ciudadanía, herederos legítimos de nuestro sistema de salud hasta hoy en día.

– Quienes ignoran al pueblo y al resto de colectivos que forman parte de la red sanitaria que son los que verdaderamente contribuyen con su trabajo y profesionalidad a que nuestra Sanidad Pública se haya mantenido hasta hace un año como uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, no merecen nuestro respeto ni nuestro apoyo en sus decisiones que han sido tomadas de forma unilateral, sin contar con nadie más que con el propio enemigo, el gobierno en vigor.

– No se trata de si los acuerdos firmados son o no son consecuentes o adecuados, se trata de que aquellos que dicen representarnos, han actuado en contra de aquellos a quienes representan obviando al resto de colectivos, y repetimos, principalmente a la ciudadanía.

– Esta firma supone una manifestación pública de apoyo a un Gobierno cuya finalidad no es la sostenibilidad de la Sanidad Pública, sino la implantación de una ideología neoliberal, injusta y dictatorial.

– Esta firma significa el apoyo al ministerio de Ana Mato, propulsora de la ley 16/2012 por la que nuestro sistema sanitario ha dejado de ser universal, y gratuito y equitativo, y por tanto es MENTIRA que en la finalidad de esta firma esté “ante todo el paciente por el que trabajamos”. Esta falsa afirmación queda patente en los últimos recortes, en los que los mayores de 65 años sin recursos tendrán que pagar 157 euros para su cobertura, y en la injusta exclusión de los colectivos gays, a causa de su condición sexual, en el aspecto de la inseminación artificial.

– Esta firma supone la aceptación de que el gobierno continúe con sus planes de privatización hacia un sistema de aseguramiento , basado todo ello en criterios puramente económicos y de nuevo por tanto, dejando de lado los intereses y los derechos del paciente. Es un nuevo intento de confundir y engañar a la ciudadanía.

– Y por último, esta firma se produce en el preciso momento en que sobre el gobierno pesa la gran losa de la corrupción, y cuando se han incumplido muchos puntos importantes de su programa electoral; ahora aparece como un intento de “lavar su imagen” de cara a la ciudadanía, mostrando un acuerdo que puede parecer favorable para la Sanidad pero que en realidad no lo es, desde el momento que no se ha dado ni un solo paso atrás para la paralización de un cambio de modelo sanitario que pone en peligro nuestro Sistema Sanitario Público.

Manifestamos por todo ello nuestro más profundo rechazo a cualquier acuerdo que en estos momentos se lleve a cabo con el gobierno.

El único acuerdo posible que admitiríamos de colectivos que dicen representarnos, sería la firma para la derogación de las leyes 15/97 y 16/12 y la firma para la paralización del plan de sostenibilidad. Esos son los representantes que legítimamente exigimos.

Y si no son capaces de representarnos, que dimitan. No hay otro acuerdo, ni otra negociación.

Desde PATUSALUD seguiremos apoyando todas las iniciativas dirigidas a la paralización del proceso de privatización de la Sanidad Pública, a evitar ende gestión pública, y de cobertura universal.

LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE

Anuncios