20130521-000712.jpg

La condiciones que constan en los pliegos que se han hecho públicos en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, más que exigencias de la Administración a las empresas adjudicatarias para proteger un servicio esencial para la población parecen encaminadas a asegurar el beneficio de estas empresas privadas, que además se les ofrecen varias posibilidades si el negocio no va como debiera, la de renunciar temporalmente a la gestión y retomarla posteriormente (ya lo han hecho con el hospital de Alzira, que se rescata, se sanea y se devuelve) la de modificar las condiciones del contrato, previa aceptación del órgano de contratación, o la de asumir la gestión y cederla posteriormente a un tercero a partir del año 2015.

LEER TEXTO COMPLETO

Anuncios